lunes, 11 de octubre de 2010

La Historia de los Impuestos.

Agregándole un poco mas de Historia a este blog, se puede decir que el origen de los tributos se remonta a la era primitiva, cuando se entregaban ofrendas a los dioses a cambio de algunos beneficios. Pero en términos generales, los impuestos o tributos, tienen su origen en la necesidad financiar los gastos del estado, para satisfacer las necesidades publicas, y en este sentido, se puede afirmar que los primeros impuestos fueron aquellos que el Estado obtuvo mediante el ejercicio de su poder o a través de costumbres que luego se convirtieron el leyes.

Los antecedentes mas remotos que se tienen del origen de los impuestos, se encuentran en la antigua cultura Mesopotámica, a través del “Código de Hammurabi”. Este Código, es sin lugar a dudas una de las mayores maravillas que nos ha legado la antigüedad, y es uno de los primeros intentos legislativos del ser humano y data del año 1692 AC.

El origen divino del Derecho escrito se representa en la piedra por un bajo relieve en el que el rey aparece recibiendo el código del dios Sol, Shamash (o Samas), divinidad asociada en la tradición local con la idea de justicia. El Código está compuesto por columnas horizontales en escritura cuneiforme: 16 columnas en el anverso y 28 en el reverso. El texto comienza con un prólogo que explica los cultos religiosos de Babilonia y Asiria. Más que un código en el estricto sentido, parece que los 28 parágrafos de que consta el Código de Hammurabi componen una serie de enmiendas al Derecho común de Babilonia, donde se regulan los asuntos de la vida cotidiana y leyes que castigan los delitos, haciendo referencia al derecho civil y penal aplicados al comercio, el trabajo del asalariado, los préstamos, los alquileres, las herencias, los divorcios, la propiedad, las penas por delitos de robo y asesinato. Además se señalaban los privilegios que tenían los recaudadores de impuestos de la Antigua Mesopotamia.

Actualmente esta estela de basalto negro, de unos 2,5 m de altura por 1,9 m de base, contiene unas 282 leyes, y se expone en el museo del Louvre de París.

Otra de las civilizaciones que rendía culto al sol, Dios Rha, fue la Egipcia. En el templo se vigilaban los tributos, que llegaban puntualmente a las arcas destinados al culto del dios principal de los egipcios. Así se puede observar como el pago de una tasa estuvo ligado al tributo a una divinidad.
Para asegurarse del porcentaje aplicable a cada contribuyente se empadronaba a la población en el censo de "oro y de los campos" a partir de la dinastía primera. En la segunda dinastía se extendieron a todo el país y se confeccionó una lista con el registro del estado civil de los pobladores, y la enumeración de campos, catastro, e inventario de oro. En la dinastía siguiente el Consejo de los Diez preside los grandes servicios de la administración, el de Hacienda, de patrimonio, de las aguas, de obras públicas, del culto real, y de la intendencia militar.

Otra de las civilizaciones importantes fue la Griega. Atenas, encabezaba la liga de Estados, y requería del pago de una cuota anual para la construcción de navíos y poder equiparar a los soldados. Pericles que llevó a la antigua Grecia, a la edad de oro, decidió el destino de los impuestos no sólo para fines militares, sino también para la construcción de edificios públicos.

Grecia, que se caracterizó por el orden, en la contabilidad pública designó contadores fiscales, los que llevaban el registro y control del pago de los tributos y ejercían también un verdadero seguimiento de las cuentas públicas. Se reactivó el comercio ya que por ejemplo los derechos de aduanas nunca superaron el 2,5%, lo que permitió la afluencia al Puerto del Pireo de todos los productos de los demás países.

De esta gran civilización del mundo antiguo paso a presentar a un gran Imperio, el Romano, que constituyó un inmenso bloque económico y comercial, pues los botines de guerras y tributos de las colonias y provincias generaban dinero y productos que se destinaban a Roma para llevar riqueza y lujo a la ciudad capital.

En el imperio las ciudades y territorios conquistados estaban sujetos a un impuesto, cuyo pago era en dinero o con sus cosechas, luego se agregó un impuesto personal, la tasa de circulación de mercaderías, el derecho de sucesiones y la tasa por la venta de esclavos mayores de 14 años, o las liberaciones. Roma estableció un tributo especial a las tierras conquistadas, el "tributum o estipendium", para sufragar sus inmensos gastos militares y de infraestructura. También existió un tributo que gravaba la tierra y otro que recaía sobre las personas "tributum capitis", que generalmente se exigía a todos por igual.

En la medida que las conquistas romanas fueron extendiéndose los ingresos por impuestos que siguieron creciendo, al igual que lo hacía la complejidad de recaudarlos. Por ejemplo se medían los campos en masa, se numeraban los árboles y las vides y se registraban los animales de todo tipo. Hasta se llegaba a reunir en las plazas a los ciudadanos con sus hijos, siervos, que eran incitados a denunciar la verdadera entidad de sus ingresos. Además se los sometía a torturas para que confesaran. Y si no se daba fe a las declaraciones de los censores se enviaba a otros para encontrar otros datos.

19 comentarios:

  1. Me parace excelente su artículo Ing. Moscoso, será de gran ayuda en mi tarea.
    Gracias!.

    ResponderEliminar
  2. excelente relato, ciertamente los tributos básico amente son ofrendas... para obtener favores o para agradecerlos.. con el tiempo, la deidad paso a ser el rey o monarca.. hoy día, el monarca es el Estado.... johans cuellar.

    ResponderEliminar
  3. gracias de mucha utilidad...

    ResponderEliminar
  4. gracias !!!! por la informacion es de mucha importancia te felicito por tu articulo :) muy bueno

    ResponderEliminar
  5. excelente... me ha servido muchisimo para un trabajo de D° Tributario. muchas gracias Sr. Moscoso!
    Violeta Cantillana

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy bueno este material, claro y conciso.
    Como contador auditor que soy, pienso que es fundamental conocer los inicios de esta actividad, para comprender y mejorar los procedimientos utilizados actualmente.

    Saludos, Esteban.

    ResponderEliminar
  7. me parece bien el material q me va ayudar un tarea q tendo de el origen de los tributos

    ResponderEliminar
  8. excelente, muy buena informacion...jojojo
    naaa, mentira si ni la lei...
    Jojojo, no nos vieron.. n e y a g!!

    ResponderEliminar
  9. auuuuuuuu,(caro y lobo)

    ResponderEliminar
  10. la n el t se aman <3
    la c y el l se aman <3
    la a y el j.e tambien <3

    jojo, no nos vistee!!

    ResponderEliminar
  11. chicas/os no jodan, esta es una pagina seria!
    no tienen otras cosas q´ hacer¿?
    oh pongan se ah estudiar...
    pero no comenten pavadas....

    ResponderEliminar
  12. ok, vieja/jo de xqueria, estamos con caibaba...
    ah y le mandan saludos... jijiji

    ResponderEliminar
  13. el gato peludoo!
    pava/vo!

    ResponderEliminar
  14. era el gato no el chanchO xd

    ResponderEliminar
  15. muy buen articulo,lastima que lo utilicen para comentario de muy mal gusto!!!!

    ResponderEliminar
  16. buenas tardes tendrá información del origen del impuesto al valor agregado, desde los fenicios, gracias

    ResponderEliminar

¿Cual es tu opinión?

Por favor, deja tu nombre. Gracias.

No escribas con "Mayúsculas", por regla de cortesía, en el ciber mundo connotan exigencia y mala educación.

MAPA