miércoles, 22 de octubre de 2014

Sistema de Renta Atribuida (SRA): Reforma Tributaria 2014

Nuestro sistema tributario, se caracteriza por su complejidad en la determinación de las rentas, sin embargo, en virtud de la Reforma Tributaria establecida por el gobierno, contenida en la Ley N° 20.780, publicada en el Diario Oficial el 27 de septiembre de 2014, se pasara de un sistema tributario ya complejo a uno hipercomplejo para la determinación de las rentas.

En efecto, el actual sistema tributario en la determinación de las rentas, contenido en el art. 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, será remplazado a partir del 1° de enero de 2017, por dos (2) nuevos sistemas tributarios, conviviendo ambos a la vez, el Sistema de Renta Atribuida (SRA) y el Sistema Parcialmente Integrado (SPI), contenidos en el artículo 14 letras A) y B), de la Ley sobre Impuesto a la Renta, respectivamente.

Hoy trataremos lo que es el Sistema de Renta Atribuida (SRA), denominado también como Régimen A, en donde los dueños de las empresas tributarán con impuestos finales (Global Complementario o Adicional, según corresponda) por las rentas que se les atribuyan en el mismo ejercicio en que se generen, las cuales se entienden retiradas (base devengada), en caso que las rentas no sean atribuidas por los socios o accionistas serán atribuidas por defecto en proporción al capital, vale decir, para el pago de impuestos se considera la totalidad de las utilidades, independiente si estas se retiran o no.

En este régimen, los contribuyentes tributarán con una tasa de Impuesto de Primera Categoría (IDPC) del 25%, que servirá íntegramente de crédito contra el Impuesto Global Complementario (que va del 0% al 35%) o Adicional (35%).

En otras palabras, en este sistema, se busca gravar a los propietarios de las sociedades con los impuestos finales en el mismo ejercicio en que se genera la renta, con derecho a la utilización del 100% de los créditos por Impuesto de Primera Categoría.

Para acogerse a este sistema, se podrá hacer el e inicio de actividades, o aquellos que ya tienen inicio de actividades, deberán ejercer la opción a través de una declaración jurada a dentro de los 3 meses anteriores al cierre del ejercicio que precede a aquél que se acogerán, es decir, entre los meses de junio y diciembre 2016 (para acogerse en el ejercicio 2017), y para cambiarse de régimen a lo menos se deberá estar durante 5 ejercicios.

Quienes no ejerzan su opción, la norma les atribuye por defecto este régimen de tributación, a los siguientes contribuyentes:

• Empresas Individuales
• E.I.R.L.
• Comunidades, formadas sólo por personas naturales domiciliadas o residentes en Chile
• Sociedades de Personas formadas sólo por personas naturales domiciliadas o residentes en Chile

Para atribuir las rentas, se aplicarán, al término de cada año comercial, las siguientes reglas:

·         Deberá efectuarse en la forma que los socios, comuneros o accionistas hayan acordado repartir o se repartan sus utilidades, siempre y cuando se haya dejado expresa constancia del acuerdo respectivo o de la forma de distribución en el contrato social, los estatutos o, en el caso de las comunidades, en una escritura pública, y se haya informado de ello al Servicio de Impuestos Internos (SII), en la forma y plazo que éste fije mediante resolución.

·         En caso que no se apliquen las reglas anteriores, efectuarse en la misma proporción en que el contribuyente haya suscrito y pagado o enterado efectivamente el capital de la sociedad, negocio o empresa.

·         En los casos de empresarios individuales, empresas individuales de responsabilidad limitada y contribuyentes del número1 del artículo 58 (Establecimientos Permanentes), las rentas o cantidades respectivas se atribuirán en su totalidad a los empresarios o contribuyentes respectivos.

·         En el caso de los comuneros será en proporción a su cuota o parte en el bien de que se trate. Estas circunstancias también deberán ser informadas al SII, en la forma y plazo que éste determine mediante resolución.

Este sistema, establece que se deberán llevar 6 registros, para efecto del control de las rentas y los créditos, los cuales son:

a) Rentas atribuidas propias:
Saldo positivo de RLI y las rentas exentas de primera categoría pero afectas a Impuesto Global., al cierre del año, con indicación de los socios o accionistas a quienes se les ha atribuido las rentas y la proporción en que esta se efectúo.

b) Rentas atribuidas de terceros:
Saldo positivo de las rentas atribuidas de terceros (por sus inversiones) y la proporción en que ésta se efectuó, así como la identificación de la sociedad, empresa o comunidad desde la cual, a su vez, le hayan sido atribuidas tales rentas.

c) Rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta:
Se registran tanto las rentas obtenidas que son exentas de Impuesto Global Complementario o Adicional y los ingresos no rentas propias como ajenas recibidas a título de retiro o dividendo.

En éste registro se rebajarán los costos, gastos y desembolsos imputables a los ingresos de la misma naturaleza, se rebaja pérdida tributaria.

En mi opinión, deberían incorporarse a este registro los flujos recibidos de otras empresas A imputados al registro a).  

d) Diferencias temporales entre resultado financiero y tributario. 

Se deben registrar aquellas partidas con diferente tratamiento para efecto financiero y tributario (anticipo o diferimiento de gastos o ingresos), siempre que estas cantidades sean afectas a los impuestos global complementario o adicional cuando sean susceptibles de ser retiradas, remesadas o distribuidas por corresponder a flujos efectivos disponibles en la empresa
e) Control de los retiros:

Se deben registrar todos los retiros, remesas o distribuciones efectuadas desde la empresa, establecimiento permanente o sociedad 
f) Saldo acumulado de crédito: 
La empresa mantendrá el control y registro del saldo acumulado de créditos sobre los retiros, remesas o distribuciones afectos a los impuestos global complementario o adicional, cuando corresponda conforme al número 5.- siguiente

El orden de imputación de las rentas, será el siguiente:

        I.            Primero: Se imputa al registro “A”, sobre rentas atribuidas propias

      II.            Segundo: Se imputa al registro “C”, sobre rentas exentas e ingresos no renta

    III.            Tercero: Se imputa al FUT y FUNT, si es que hay.

    IV.            Cuarto: Se imputa al registro “D”, rentas afectas a global complementario o adicional, al momento de ser retiradas (utilidades financieras en exceso de las tributarias). Se tendrá crédito promedio, en la medida que existan créditos registrados en el Registro “F”.

  

Empresa A: Esta empresa acogida al sistema de renta atribuida (SRA), al término del ejercicio deberá afectarse con una tasa del 25% por impuesto de primera categoría.  Estas utilidades (RLI), deberán ser atribuidas a sus socios, en la proporción que se ha acordado previamente por sus socios, y a falta de acuerdo en la proporción que participen en el capital social.

Empresa B: Esta empresa acogida al sistema de renta atribuida (SRA), deberá atribuir a sus socios las rentas que le fueron atribuidas, salvo que sean absorbidas por pérdidas tributarias.

Empresa C: A pesar que esta empresa se encuentre acogida al sistema parcialmente integrado (SPI), deberá atribuir a sus socios las rentas que le fueron atribuidas, salvo que sean absorbidas por pérdidas tributarias.

Socio o Accionista: El socio o accionista final, deberá pagar el Impuesto Global Complementario o Impuesto Adicional, por las rentas atribuidas de las Empresas B y C, con derecho al 100% del Impuesto de Primera Categoría.

Cuando estos socios o accionistas, retiren o se les distribuyan las utilidades que les fueron atribuidas, estas no se encontraran afectas al Impuesto Global Complementario o Impuesto Adicional, en virtud que estas rentas ya pagaron los impuestos finales en el ejercicio que le fueron atribuidas.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Ley N° 20.780: Reforma tributaria de Bachelet



El 29 de septiembre pasado, se publica en el Diario Oficial, la Ley N° 20.780, la que establece una diversidad de cambios a la Ley de la Renta, a la Ley del IVA, Código Tributario, y a otros cuerpos legales, constituyéndose esta en la mayor reforma tributaria que desde 1990. Al respecto se da a conocer en la siguiente grafica las principales modificaciones de la reforma tributaria, y en las próximas publicaciones abordaremos en mayor profundidad estos temas y otras más mencionadas en la reforma.


ENTRADA EN VIGENCIA
DETALLE
Se establecen dos nuevos regímenes tributarios

Rige a partir del 1 de enero de 2017
REGIMEN TRIBUTARIO: Los contribuyentes deberán elegir entre el régimen de renta atribuida (régimen A) y el régimen parcialmente integrado (régimen B)

Régimen A, Sistema de Renta Atribuida (SRA): Los dueños de las empresas tributarán con impuestos finales (Global Complementario o Adicional, según corresponda) por las rentas que se les atribuyan en el mismo ejercicio en que se generen, las cuales se entienden retiradas (base devengada), en caso que las rentas no sean atribuidas por los socios o accionistas serán atribuidas por defecto en proporción al capital.

En este régimen, los contribuyentes tributarán con una tasa de Impuesto de Primera Categoría (IDPC) del 25%, que servirá íntegramente de crédito contra el Impuesto Global Complementario (0% - 35%) o Adicional (35%).

Régimen B, Sistema Parcialmente Integrado (SPI): Los dueños de las empresas tributarán con impuestos personales por las utilidades que efectivamente les sean retiradas o distribuidas desde la empresa (base percibida). Bajo este sistema, las utilidades tributarán con un Impuesto de Primera Categoría con tasa del 27%, a nivel de empresa, posteriormente los retiros o dividendos se gravarán con impuestos personales, con derecho a deducir como crédito sólo el 65% del Impuesto de Primera Categoría que les afectó.

Tratándose de contribuyentes de Impuesto Adicional residentes en países con los cuales Chile ha suscrito un convenio internacional en el que se comprometa el otorgamiento de un crédito con el fin de evitar o disminuir la doble tributación sobre dividendos, se dará un crédito del 100% del Impuesto de Primera Categoría. 
Aumento del Impuesto de Primera Categoría

Rige a partir de las rentas del año 2014


Se aumenta  de manera gradual la tasa del impuesto de primera categoría, esto es a partir de las rentas obtenidas en el ejercicio 2014

Tasas del Impuesto de Primera
Años
Sistema de renta atribuida
Sistema Parcialmente Integrado
2014
21%
21%
2015
22,5%
22,5%
2016
24%
24%
2017
25%
25,5%
2018
25%
27%
Impuestos Personales
Rige a partir del 1 de enero de 2017
Se reduce la tasa máxima de los impuestos personales, esto es, Impuesto Único de Segunda Categoría e Impuesto Global Complementario (IGC) de la tasa actual de 40% a un 35%.

Inversiones en Chile y en el extranjero
Rige a partir del 1 de enero de 2017
Se establece que los contribuyentes chilenos, independiente del régimen al que se acojan, estarán obligados a informar cada año sus inversiones en el extranjero, de lo contrario dichas inversiones serán tratadas como retiros en especie. También deberán informar el estado de las inversiones en paraísos tributarios.
Respecto a los contribuyentes que mantengan inversiones en nuestro país, en caso de estimarse que estas sociedades están siendo utilizadas abusivamente, se aplicarán las normas anti elusivas y se tratará como gasto rechazado.
Como complemento a las medidas anteriores, los contribuyentes o entidades locales que tengan o adquieran la calidad de constituyente o settlor, beneficiario, trustee o administrador de un trust creado conforme a derecho extranjero tendrá la obligación legal de informar anualmente información detallada del mismo, obligación que a la fecha está contenida en una Resolución. 
Deducción de intereses
Rige a partir del 1 de octubre de 2014
Se permite la posibilidad de deducir intereses y demás gastos financieros incurridos para la compra de acciones, derechos, bonos y otros capitales mobiliarios, cumpliendo con los requisitos generales del artículo 31 de la Ley de la Renta.
Deducción de pérdidas
Rige a partir del 1 de enero de 2017
Se permite acumular pérdidas para ejercicios futuros y utilizarlas como gasto (carry forward), pero se limita la posibilidad de imputar la pérdida del ejercicio en contra de utilidades acumuladas en la empresa (carry back), eliminando con ello la posibilidad de pedir devolución del impuesto pagado por la compañía con anterioridad.
Se mantiene la posibilidad de solicitar devolución en caso que las pérdidas propias absorban las utilidades percibidas o atribuidas desde otras sociedades.
Gastos rechazados
Rige a partir del 1 de enero de 2015
Se incrementa la tasa del impuesto por gastos no aceptados, establecido en el art. 21 de la Ley de la Renta, pasando de una tasa del 35 al 40%.

Goodwill
Rige a partir del 1 de enero de 2015
Se establece la restricción de la deducibilidad del Goodwill como gasto diferido, el cual se considerará como activo intangible en la parte que exceda a la revalorización de los activos no monetarios a valor de mercado, que no será amortizable sino hasta el término de giro.

Ganancias de capital en enajenación de acciones y derechos sociales
Rige a  partir del 1 de enero de 2017
Se mantiene tratamiento del costo tributario, que corresponde al valor de aporte o adquisición más los aumentos y menos las disminuciones de capital, con adecuaciones propias a los sistemas de tributación.

Se elimina el régimen del impuesto único de primera, y la diferenciación entre operaciones habituales y no habituales. En su reemplazo, se establecen dos sistemas que se diferencian según al tiempo transcurrido entre la adquisición y enajenación de las acciones o derechos sociales.
Bajo las nuevas normas, la enajenación antes de un año está afecta al régimen general (Impuesto de primera categoría, además de Impuesto global complementario o Impuesto Adicional, según corresponda).

La enajenación después de un año se afectará únicamente con impuestos finales (Impuesto global complementario o Impuesto Adicional, según corresponda). Si el mayor valor es obtenido sobre base devengada, el IGC se entenderá en el período en que tuvieron las acciones o derechos, con un máximo de 10 años. Puede deducirse del mayor valor la pérdida que se obtenga de igual tipo de operaciones y en el mismo ejercicio.
Ganancias de capital en enajenación de bienes inmuebles

Rige a  partir del 1 de enero de 2017
La ganancia de capital obtenida en la enajenación de bienes raíces efectuadas por personas naturales constituirá un ingreso no constitutivo de renta hasta la suma de 8.000 UF por contribuyente (no por operación), y como tal no se gravará ni se declarará como renta. Ello será independiente de la cantidad de enajenaciones que efectúe el contribuyente. Así, cada contribuyente tendrá un límite máximo de 8.000 UF durante su vida para percibir ganancias de capital asociadas a venta de bienes raíces, independiente del número de enajenaciones que efectúe. La parte de la ganancia de capital que exceda las 8.000 UF estará gravada con IGC o con un impuesto único de tasa de 10%, a elección del contribuyente.
Estas reglas no se aplicarán en caso de enajenaciones efectuadas por personas naturales de bienes raíces adquiridos antes del año 2004, respecto de los cuales se mantendrá la tributación actual.
Respecto de los bienes raíces adquiridos a la fecha de la publicación del a Ley N°20.780, y que vendan a contar del 1° de enero de 2017, tales bienes, se podrá escoger entre las siguientes alternativas de costos: (i) valor de adquisición más reajuste, incluyendo mejoras; (ii) el avalúo fiscal vigente al 1° de enero de 2017 y (iii) el valor de mercado acreditado fehacientemente a la fecha de la publicación de la ley.
En caso de inmuebles adquiridos por sucesión por causa de muerte, el impuesto a las herencias constituirá un crédito contra del impuesto que grave la ganancia de capital.

Rentas Pasivas en el extranjero (CFC)

Rige a partir del 1 de enero de 2016
Se establece la obligación del reconocimiento de rentas pasivas cuando estas representen a lo menos el 10% del total de rentas de la sociedad controlada. A su vez dispone nuevas reglas respecto de la inversión directa e indirecta.
Vigencia: 1 de enero de 2016

Se deberán considerar como rentas devengadas, aquellas rentas de carácter pasivas provenientes desde entidades extranjeras, cuando se considere que estas últimas son controladas por un socio o accionista residente en Chile.  Se considerará que un socio o accionista residente en Chile controla a una entidad extranjera cuando los primeros tengan el 50% o más del capital, utilidades o derecho a voto de dicha entidad, o bien, cuando la entidad extranjera se encuentre domiciliada en un país de baja o nula tributación, esto es, en algún paraíso tributario.
Por rentas pasivas se consideran los dividendos, rentas de arrendamiento de inmuebles, algunas ganancias de capital, intereses no bancarios, royalties, e ingresos provenientes de algunas operaciones con entidades relacionadas.
Normas de exceso de endeudamiento

Rige a partir del 1 de enero de 2017.
Se establece una norma más restrictiva para el exceso de endeudamiento. Para el cálculo del exceso de endeudamiento en la relación 3:1 (deuda/capital) se deberá considerar además de la deuda entre entidades relacionadas, aquellas deudas que se hayan contraído con terceros. Además, la relación 3:1 deberá determinarse anualmente, y ya no solo en el año en que el crédito ha sido otorgado.
El beneficio de la tasa reducida del 4% solo se aplicará a los intereses de deudas con entidades relacionadas mientras que no excedan del 50% de la renta líquida imponible de la sociedad que realiza los pagos al exterior.
Cuando se exceda del límite de exceso de endeudamiento, el impuesto multa del 35% no solo se aplicará sobre los intereses que superen el límite, sino que también se le aplicará sobre los cargos y comisiones relacionados con dicho endeudamiento.
FUT histórico y retiros en exceso
Rige a partir del 1 de enero de 2015
Se dispone que, en caso de existir un remanente de FUT histórico al término del año comercial 2014 (FUT histórico), se podrá optar por retirar las utilidades pagando un impuesto sustitutivo de tasa 32% sobre aquella parte del saldo de utilidades acumuladas que excedan del promedio anual del total de retiros, remesas o distribuciones durante los años 2011, 2012 y 2013, pudiendo rebajarse como crédito el Impuesto de Primera categoría que les afectó.
Ahora bien, tratándose de sociedades conformadas exclusivamente por personas naturales contribuyentes de Impuesto Global Complementario (IGC), el tributo sustitutivo se aplicará con una tasa equivalente al promedio ponderado de las tasas más altas de IGC que les haya afectado en los años 2012, 2013 y 2014, en proporción a la participación que cada socio mantenga en la empresa.


Repatriación de capitales
Rige a partir del 1 de enero al 31 de diciembre de 2015
Se establece la posibilidad en el año 2015, de declarar bienes o rentas que se encuentren en el extranjero, cuando habiendo estado afectos a impuestos en Chile, no hayan sido oportunamente declarados y/o gravados. Con la declaración, el SII girará un impuesto único y sustitutivo con tasa de 8% de los impuestos con que debieron gravarse, que se aplicará sobre el valor de los respectivos bienes o rentas, presumiéndose la buena fe del contribuyente por la omisión de declaración o falta de cumplimiento de las obligaciones respectivas, extinguiéndose por tanto las responsabilidades civiles, penales o administrativas derivadas del incumplimiento. Para aquellos contribuyentes que no se acojan a esta norma de excepción, se considerará como una agravante en caso de determinar- se a futuro que existe incumplimiento.

Impuesto de timbres y estampillas (ITE)


Dicha modificación entra en vigencia en el año 2016.
En las operaciones de crédito de dinero con plazo de vencimiento, la tasa del impuesto de Timbres y Estampillas es de un 0,66% por cada mes o fracción de mes, con un tope del 0,8%. En la actualidad la tasa es de un 0,033% con tope del 0,4%.

En las operaciones de crédito de dinero a la vista la tasa del impuesto de Timbres y Estampillas será de un 0,332%. En la actualidad la tasa es de un 1,166%
Norma General anti elusión
 Rige a contar de 1 año desde su publicación.
Se establece que la carga de la prueba corresponderá en estos casos al SII y que será el Juez Tributario el que tendrá que decidir al respecto. Asimismo, se establece el principio de buena fe de los contribuyentes, que implica que el SII debe reconocer los efectos de los actos o negocios celebrados, según la forma que adopten. Sólo podrá desconocerse la forma cuando exista abuso o simulación. Existirá abuso para efectos tributarios cuando se evite la realización del hecho gravado, se disminuya la base imponible o la obligación tributaria y se postergue o difiera el nacimiento de dicha obligación, mediante actos que no produzcan efectos jurídicos o económicos relevantes, más allá de los tributarios. Se reconoce expresamente que no constituye abuso la posibilidad de escoger la opción menos gravosa. Se aclara que las normas sólo tendrán efecto para las operaciones ejecutadas con posterioridad a la entrada en vigencia de la ley.

Derogación del estatuto para la inversión extranjera
(DL 600 DE 1974)
Rige a partir del 1° de enero de 2016
Las indicaciones señalan que a más tardar el 31 enero de 2015, se enviará al Congreso Nacional un proyecto de ley que cree una nueva institucionalidad en esta materia, según lo establecido en el protocolo de acuerdo.

IVA en la venta de Inmuebles
Rige a partir del 1° de enero de 2016
 La enajenación de bienes raíces se encontrara afecta a IVA, en cuanto la venta sea considerada como habitual. Cuando la venta habitual sea de un inmueble usado, el IVA se aplicará sobre la diferencia entre el precio de venta y de compra.
Crédito Especial Empresas Constructoras
Rige a partir del 1° de enero de 2015
 Se restringe el crédito especial de IVA para las empresas constructoras a solo las viviendas de hasta UF 2.000, de manera permanente. Sin embargo, este límite será de 4.000 UF a partir del 1° de enero de 2015; 3.000 UF a partir del 1° de enero de 1016; 2000 UF a partir 1° de enero de 2017 de manera permanente.
Fondos de Inversión
Rige a partir del año 2017
 En general se establecen una serie de modificaciones en la tributación de los fondos, modificándose con ello la Ley Única de Fondos (“LUF”). Una de las más importantes modificaciones dicen relación a que las utilidades de estos fondos tributarán en base a renta devengada dado que estos flujos se atribuirán y pasarán de forma directa de sus tenedores.
De esta forma, en el caso de los Fondos Mutuos, las sociedades administradoras deberán retener un impuesto en carácter de único, equivalente al 10% sobre estas utilidades.

Con respecto a los Fondos de Inversión Privado, la sociedad administradora deberá realizar una retención con tasa del 35% sobre las utilidades que produzca dicho fondo.
Nuevas normas de depreciación
Rige a partir del 1° de octubre de 2014
Se incorpora a la Ley de la Renta el Art.31 N°5 bis, estableciéndose que los contribuyentes con promedio de los tres años anteriores respecto de los ingresos anuales del giro son:

·         Hasta 25.000 UF, se podrá depreciar en un (1) año los bienes adquiridos nuevos o usados.
·         Superior a 25.000 UF y hasta 100.000 UF, se podrá depreciar  los bienes nuevos o importados en un décimo (1/10) de la vida útil fijada por el SII

Esta norma aplica para los bienes adquiridos o terminados de construir a contar del 01.10.2014.

Postergación del pago del IVA
Se permite la postergación del pago del débito fiscal hasta en dos meses, para los siguientes contribuyentes:
·         Contribuyentes acogidos a la letra A) del art. 14 ter de la Ley de Impuesto a la Renta (venta anual no superior a 50.000 UF; es decir las micro, pequeñas y medianas empresas), y
·         Contribuyentes acogidos a la normas generales que no superen ingresos promedios anuales de 100.000 UF

Plazos para acogerse:

·         Durante el 2015 se pueden acoger a la franquicia los contribuyentes que en el 2014  tienen ingresos del giro de hasta 25.000 UF;
·         Durante el 2016 lo podrán realizar aquellos que en el año2015 tuvieron ingresos del giro inferiores a 100.000UF, y
·         En el 2017 sólo podrán acogerse a la norma aquellos contribuyentes que en promedio en los tres últimos ejercicios tengan un ingreso inferior a las 100.000 UF

Derogación del Art 57 Bis
Rige a partir del año 2017
Se deroga a partir del 1 de enero de 2017, el art. 57 bis de la Ley de la Renta, el que permite rebajar impuesto global complementario o pedir devolución del impuesto único. A los retiros que se hagan a partir de enero 2017 se les aplicarán las normas vigentes al 31.12.2016 



martes, 5 de agosto de 2014

Sueldo Empresarial o Patronal: Ficha de análisis

Los empresarios o socios de sociedades de personas que trabajen en su empresa, podrán asignarse un sueldo, el que recibe el nombre de Sueldo Empresarial o Patronal, cuyo tope es el monto por el cual se efectúen cotizaciones previsionales (72,3 UF para el ejercicio 2014), monto que constituirá un gasto aceptado.

El inciso tercero del N° 6 del artículo 31 de la Ley de la Renta, establece que se aceptará como gasto la remuneración del socio de sociedades de personas y socio gestor de sociedades en comandita por acciones, y las que se asigne el empresario individual, que efectiva y permanentemente trabajen en el negocio o empresa, hasta por el monto que hubiera estado afecto a cotizaciones previsionales obligatorias, agregando dicha norma a punto seguido que, en todo caso, dichas remuneraciones se considerarán rentas del artículo 42, N° 1 de la misma ley.

Para un análisis más completo respecto del tema que nos convoca, se presenta a continuación una ficha de análisis a modo expositivo, y se recomienda leer la publicación titulada “El Sueldo Empresarial y las Gratificaciones Legales” en este blog.

Ficha de Análisis del Sueldo Empresarial o Patronal
(Art. 36, N° 6 de la LIR)
Beneficio
El sueldo empresarial es un beneficio tributario, que permite descontar como gasto de la empresa la remuneración pagada al socio o dueño, siempre que se cumplan los requisitos y condiciones establecidos para gozar de este beneficio.

Contribuyentes Beneficiados
Los  contribuyentes que pueden gozar de este beneficio, son:
·         Los socios de sociedades de personas,
·         Los socios gestores de sociedades en comandita por acciones, y
·         Los empresarios individuales.

Requisitos y condiciones copulativas
a)       Los empresarios individuales o los socios, deben trabajar en forma efectiva y permanentemente en el negocio o empresa.

Respecto al término de “permanencia”, que utiliza la norma, se ha entendido como la periodicidad con que efectúa su labor el socio, lo que no implica, necesariamente, que deba estar sometido a una jornada de trabajo completa.
También se ha entendido en el sentido que no dice relación con la dedicación exclusiva al trabajo, sino que éste se realice en forma habitual y periódica, esto es, no esporádica
 En todo caso se aclara que el sentido que debe dársele a la expresión "efectiva y permanentemente" utilizada por la disposición legal precitada, es el de la periodicidad con que efectúa la labor el empresario o socio, la cual no implica que necesariamente deba estar sometido a una jornada completa de trabajo. En efecto, se entiende que tales personas laboran en forma efectiva y permanente en la empresa en la medida que cumplan regularmente una determinada función, independiente del número de horas que empleen en ella, pero si con la condición que lo hagan en forma periódica y sistemática en el tiempo, y sin perjuicio de la observancia de los demás requisitos impuestos en dicha norma para acogerse al beneficio del referido sueldo patronal. En otras palabras, el requisito en comento no debe entenderse en el sentido de dedicación exclusiva al trabajo, sino que éste se realice en forma habitual y periódica, es decir, no esporádicamente. (Oficio Nº 2371, de 2002).
b)       Las remuneraciones asignadas deben afectarse con las cotizaciones previsionales obligatorias.
Por esta remuneración se deben efectuar las respectivas cotizaciones previsionales a las AFP o Isapre.
El monto de las remuneraciones no debe exceder el monto imponible, cuyo tope es de 72,3 UF desde enero 2014 (hasta diciembre 2014).
Estas remuneraciones, como cualquier remuneración pagada por la empresa, están afectas al Impuesto único del Trabajo.
c)        Que tales remuneraciones queden sujetas al impuesto único de Segunda Categoría.
d)       Que las remuneraciones y el impuesto único de Segunda Categoría que les afecta, se contabilicen en los períodos a que corresponden dichos conceptos, identificando a sus beneficiarios
Más de un socio
Si se trata de una sociedad en que más de un socio cumple con los requisitos expuestos, todos ellos pueden hacer uso de este beneficio.  

¿Se requiere contrato de trabajo?
Desde el punto de vista tributario, el contrato de trabajo por concepto de sueldo empresarial, no es relevante y condicionante para gozar de tal beneficio, en virtud, que este hecho no involucra un aspecto tributario. (Oficio N° 4694, de 2000).

APV
Con motivo de las modificaciones legales incorporadas al artículo 42 bis de la Ley de la Renta, por la Ley N°20.255, de 2008, tales contribuyentes adquirieron derecho al beneficio tributario establecido en la norma en análisis, respecto de sus ahorros efectuados a partir del 1° de Octubre del 2008. (Oficio Nº 1.296, de 2010).

El N°6, del artículo 42 bis, de la LIR, dispone que podrán acogerse al sistema establecido en ese artículo, los contribuyentes a que se refiere el inciso 3°, del N°6, del artículo 31, de dicho texto legal, hasta por el monto en unidades de fomento que represente la cotización obligatoria que efectúe en el año respectivo.

Remuneraciones excluidas del Sueldo Empresarial
Se excluyen de dicha deducción las siguientes remuneraciones:

·         Las asignadas o pagadas como sueldo empresarial, por aquella parte que excedan del límite de 60 unidades de fomento antes indicado, monto máximo hasta el cual se efectúan las cotizaciones previsionales obligatorias, y

·         Las que se paguen a las citadas personas en razón de otros servicios personales prestados a las respectivas empresas o sociedades de que son sus propietarios o socios, sea o no en virtud de contratos, y cualquiera sea la denominación jurídica que las partes le den a las sumas pagadas. (Oficio N° 4694, de 2000).

Exceso de remuneración
El exceso de sueldo empresarial, se considera como un gasto rechazado conforme a las normas del artículo 33 Nº 1 de la LIR, y en el evento de que haya sido cargado a resultado, deberá agregarse debidamente actualizado a la renta líquida imponible de Primera Categoría. No obstante, estas partidas se deberán desagregar de renta líquida imponible, en virtud que se afectan con las disposición del inciso 3° del artículo 21 de la LIR, gravándose como gasto rechazado en el Global Complementario o Adicional, incrementados estos impuestos en un 10% por el monto del gasto rechazado. (Oficio N° 1630, de 2003).

Sueldo empresarial a Jubilados
No procederá el sueldo empresarial o patronal, al socio o empresario individual que se encuentre jubilado, en virtud, que para gozar del este beneficio es requisito indispensable, entre otros, que respecto de tal socio se efectúen cotizaciones previsionales obligatorias.
Por lo tanto, no se acepta como gasto, para los fines de la Ley de la Renta, aquellas remuneraciones que se asignen a un socio o empresario individual, y sobre los cuales no se efectúen cotizaciones previsionales obligatorias, aun cuando sobre éstos se realicen los descuentos para salud en los términos señalados en el D.L. Nº 3.500, de 1980. (Oficio N° 637, de 1991).

Sueldo empresarial a Cónyuges
Las remuneraciones por concepto de sueldo patronal asignadas al cónyuge de uno de los socios que al mismo tiempo tenga la calidad de socio de la empresa, se aceptarán como gasto de la sociedad bajo las mismas condiciones y requisitos exigibles a cualquiera de los citados socios, toda vez que en la especie no es aplicable la norma contenida en la letra b) del Nº 1 del artículo 33º de la Ley de la Renta, que impide rebajar como gasto las remuneraciones pagadas al cónyuge, en atención a que en la procedencia del sueldo patronal no se hace ninguna excepción en este sentido, vale decir, prima la calidad de socio antes que la de cónyuge.  (Oficio N° 1630, de 2003).

Sueldo Empresarial
en
Sociedades de Profesionales
La Circular N° 21, de 1991, dispone que en ningún caso y bajo ninguna circunstancia se aceptan como gasto los sueldos u otras remuneraciones que se asigne el propio profesional, o las que se asignen los socios de una sociedad de profesionales, ni aquellas pagadas al cónyuge del contribuyente, o a los hijos de éste, solteros menores de 18 años.

Respecto del Sueldo empresarial, no es aplicable a los contribuyentes de la Segunda Categoría para la determinación de su renta líquida Imponible, debido a que la citada norma no se ajusta a las actividades que estos contribuyentes desarrollan.

De este modo, si un socio de una sociedad de profesionales se asigna un sueldo, no se aceptará para la sociedad la deducción de tal gasto, adoptando la calidad de un gasto rechazado conforme al artículo 33 de la Ley de la Renta. 

Sin embargo, se aceptan como gasto las imposiciones previsionales de los profesionales que en forma independiente se encuentren acogidos a un régimen de previsión, aceptándose también dicha deducción en el caso de sociedades de profesionales respecto de las imposiciones que eventualmente pudiesen efectuar sus respectivos socios, por cuanto así lo autoriza expresamente el inciso segundo del artículo 50 de la LIR.

Sueldo Empresarial
en
sociedades anónimas
En el caso de las sociedades anónimas, no existe prohibición en la legislación tributaria para deducir como gasto las remuneraciones pagadas a sus accionistas por los servicios que le presten, siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 31 de la Ley de la Renta.  Al respecto cabe precisar que, tratándose de sociedades anónimas no es aplicable la asignación de sueldo empresarial, ya que la norma que lo regula sólo se refiere a las empresas individuales, sociedades de personas y sociedades en comandita por acciones respecto del socio gestor, y no a las sociedades anónimas. 

No obstante lo anterior, y siendo procedente en principio que una sociedad anónima deduzca de su renta bruta el gasto consistente en una remuneración a uno de sus accionistas, en la medida que tal desembolso cumpla con los requisitos indicados en el inciso primero del artículo 31 de la LIR, debe tenerse presente que en tal situación puede resultar aplicable la norma especial del inciso segundo del N° 6 del artículo 31 la Ley de la Renta.

En efecto, dicha disposición establece: “Tratándose de personas que por cualquier circunstancia personal o por la importancia de su haber en la empresa, cualquiera que sea la condición jurídica de ésta, hayan podido influir, a juicio de la Dirección Regional, en la fijación de sus remuneraciones, éstas solo se aceptarán como gastos en la parte que, según el Servicio, sean razonablemente proporcionadas a la importancia de la empresa, a las rentas declaradas, a los servicios prestados, y a la rentabilidad del capital, sin perjuicio de los impuestos que proceda respecto a quienes perciban tales pagos.”. Las instrucciones sobre el particular fueron impartidas por este Servicio a través de la Circular N° 151, de 1976.

En este caso, si una sociedad anónima paga un sueldo a uno de sus accionistas, en el evento que éste trabaje para la compañía bajo un vínculo de subordinación o dependencia como empleado, dicha remuneración quedará afecta al impuesto único de Segunda Categoría de los artículos 42 N° 1 y 43 de la Ley de la Renta.

Sueldo Empresarial
en
Contribuyentes 14 bis
No obstante la modalidad especial con que tributan las empresas acogidas al artículo 14º bis, los empresarios individuales, socios de sociedades de personas y socios gestores de sociedades en comandita por acciones -propietarios o dueños de tales empresas- también tienen derecho al beneficio del sueldo empresarial que se establece en el inciso tercero del Nº 6 del artículo 31º de la Ley de la Renta, al estar comprendido éste dentro de los gastos que se aceptan como necesarios para producir la renta, en la medida obviamente que se dé cumplimiento a todos los requisitos que exige la norma antes indicada para la procedencia de tal franquicia (Circular N° 17, de 1993).

Sueldo Empresarial
V/S
Retiros
El sueldo empresarial, es para la empresa es un gasto aceptado tributariamente, hasta el monto de las cotizaciones previsionales (72,3 UF, para ejercicio 2014), el cual se rebaja de las utilidades del ejercicio, lo que significará un menor pago de Impuesto de Primera Categoría.

En cambio, los retiros de utilidades efectuados por los socios, se podrán efectuar del registro FUT, para afectarse con los impuestos personales (Impuesto Global o Adicional) con el derecho a crédito de primera correspondiente, o en su evento, se efectuaran del registro FUNT, no afectándose con los impuestos personales, en el evento que no exista FUT, o FUNT, (después de diferencia de depreciaciones y FUT  devengado), el retiro quedara en exceso, pendiente de tributación hasta que hayan utilidades tributables.

A la hora de decidir sobre la conveniencia de hacer uso del beneficio, deben considerarse los costos que significan las cotizaciones previsionales y el impuesto único que deben aplicarse al Sueldo Empresarial, y compararlo con el costo de Impuesto de Primera Categoría.

Gratificación de Zona  (art. 13 D.L. 889 de 1975)
De acuerdo con lo dispuesto por el Decreto Ley N° 889, de 1975,  y lo instruido por el Servicio de Impuestos Internos (SII), se benefician con la rebaja de presunción de asignación o gratificación de zona, entre otros,  las empresas individuales y socios de sociedades de personas y socios gestores de sociedades en comandita por acciones que residan en las Regiones I, XI y XII y actual Provincia de Chiloé por los sueldos empresariales que se asignen, conforme a las normas del inciso tercero del N° 6 del artículo 31 de la Ley de la Renta, el cual se encuentra afecto al impuesto único de Segunda Categoría, y cuyas instrucciones el SII las impartió mediante la Circular N° 42, de 1990. (Oficio N° 1203, de 2005).

Cotización
Ley 16.744, sobre
Accidentes del Trabajo y Enfermedades Laborales
Tributariamente, las únicas cotizaciones que son aceptadas para efectos del sueldo empresarial, son aquellas establecidas en el DL 3500 de 1980 (AFP o INP; y FONASA o ISAPRE), en consecuencia, no aceptadas los aportes al SIS, Seguro de Cesantía y Mutual de Accidentes Laborales.

Por tanto, los empresarios socios de empresas que trabajan en ellas no están protegidos por la Ley 16.744 sobre accidentes del trabajo.

Relación laboral
EL sueldo empresarial o patronal, en principio no es constitutivo de una relación laboral, en virtud que no existe el vínculo de dependencia y subordinación, entre el socio y la sociedad, o el dueño y su empresa, el cual es elemento esencial de una relación laboral.

Sin embargo, en diversos dictámenes de la Dirección del Trabajo, se ha señalado que no existe relación laboral cuando se tiene más del 50% de la propiedad de la empresa, en consecuencia, quienes tienen participación minoritaria podrán tener un sueldo de trabajador dependiente y acogerse a las normas laborales, reguladas por el Código del Trabajo. (Dictámenes N°s. 3709/111, de 1991; 3090/166, de 1997; y 1977/172, de 2000)

Normas


MAPA