lunes, 17 de abril de 2017

Derecho al crédito por Contribuciones: Impuesto territorial

Los bienes raíces en Chile se gravan con el Impuesto Territorial que se aplica sobre su avalúo fiscal, conocido también este impuesto como “Contribuciones”. El pago de este Impuesto se podrá utilizar como crédito contra el Impuesto de Primera categoría, cuando este Impuesto Territorial corresponda al periodo que se está declarando.

Ahora bien, no todos los contribuyentes pueden utilizar el Impuesto Territorial como crédito, y conforme a lo establecido en las letras a), b) y c) del Nº 1 del artículo 20 y  del Nº 2  del art. 34 de la Ley sobre Impuesto a la Renta (LIR), los contribuyentes que tienen derecho al crédito por contribuciones de bienes raíces son los siguientes:


1.- Los contribuyentes que exploten bienes raíces agrícolas en calidad de propietario o usufructuario.

En este caso la explotación puede ser directa del predio o en su defecto la explotación consista en el arrendamiento, subarrendamiento, usufructo u otra forma de cesión o uso temporal del bien.

Estos contribuyentes tendrán derecho al crédito por Impuesto Territorial (contribuciones) contra el impuesto de primera, ya sea que determine sus rentas mediante:

·         Contabilidad completa,
·         Contabilidad simplificada (Decreto Supremo Nº 344 de 2004),  
·         Renta presunta, o
·         Mediante el respectivo contrato de arriendo, subarrendamiento, cesión, etc.        

Cabe destacar que aquellos que se acogieron al régimen del art. 14 ter letra a) de la Ley sobre Impuesto a la Renta, por la explotación de los bienes raíces agrícolas, no tienen derecho al Impuesto Territorial como crédito contra el impuesto de primera. 


2.- Los contribuyentes que exploten bienes raíces No agrícolas en calidad de propietario o usufructuario.

Esto es por el arrendamiento, subarrendamiento, usufructo u otra forma de cesión o uso temporal de los bienes raíces no agrícolas, que acrediten sus rentas mediante el respectivo contrato de arriendo. Es preciso destacar que esto es siempre y cuando no se ceda el uso temporal del bien a entidades, sociedades o personas relacionadas según los términos de los artículos  96 al 100 de la Ley N° 18.045, sobre la Ley del Mercado de Valores.

Cabe consignar, que los contribuyentes que determinan las rentas mediante contabilidad completa por esta actividad, no tienen derecho al crédito por Impuesto Territorial (contribuciones). En el año tributario 2016 (ejercicio comercial 2015), solo tuvieron el 50% del Impuesto Territorial como crédito, y fue el último año.

Vale decir, desde el 1º de enero de 2016, los propietarios o usufructuarios de bienes raíces no agrícolas que declaren su renta efectiva según contabilidad completa, en el arrendamiento, subarrendamiento, usufructo u otra forma de cesión o uso temporal de dichos bienes no tienen derecho al Crédito por Impuesto Territorial (contribuciones) en contra del Impuesto de Primera Categoría.

A partir del ejercicio comercial 2016, no se podrá determinar las rentas de arrendamiento mediante contabilidad simplificada, según lo dispuesto en las letras a) y b) del Nº 1 del artículo 20 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, tampoco se podrá acreditar la renta mediante presunción. Solo se contemplan por las rentas de arrendamiento dos sistemas para acreditar las rentas, el sistema de contabilidad completa y acreditación mediante contratos, y tangencialmente los que determinan rentas mediante el régimen de la letra a) del art. 14 ter de la LIR, siempre y cuando las rentas de arrendamiento no supere el 35% de los ingresos brutos totales del art.  14 ter, pero no tendrá derecho al crédito por Impuesto Territorial.


3.- Las empresas constructoras y las empresas inmobiliarias

Esto es solo por los inmuebles que construyan o manden a construir para su venta posterior venta, clasificadas estas empresas en el Nº 3 del art. 20 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, reguladas por la Circular 35 de 1998.

El Impuesto Territorial (contribuciones) como crédito contra el Impuesto de Primera, procederá en el caso que del Impuesto Territorial pagado desde la fecha de la recepción definitiva de las obras de edificación, según certificado extendido por la Dirección de Obras Municipales que corresponda, de acuerdo a lo establecido en el artículo 144 del D.F.L. Nº 458, de 1976, del Ministerio de la Vivienda  y Urbanismo.





sábado, 8 de abril de 2017

Art. 54 bis: Postergación de la Tributación de los Intereses

Entre las diversas modificaciones incorporadas a la Ley sobre Impuesto a la Renta (LIR), por la Reforma tributaria contenida en la Ley Nº 20.780, de 2014, se derogo el beneficio del art. 57 bis de la LIR, el cual constituía para el contribuyente un verdadero incentivo al ahorro, siendo remplazado este beneficio por aquel  que se establecido en el nuevo art. 54 bis, el cual establece simplemente una postergación de la tributación de los intereses, dividendos y demás rendimientos generados, al no ser considerado percibidos por el contribuyente mientras estos no sean retirados o rescatados, por lo cual no se afectarán con el Impuesto Global Complementario (IGC) mientras se mantengan ahorrados, o sean reinvertidos en cuentas o depósitos o otros instrumentos que contempla la norma, previa instrucción del contribuyente.

En el momento que estos contribuyentes retiren o rescaten los intereses, dividendos o otros rendimientos, estos se afectaran con IGC, o en su defecto el contribuyente podrá (opción) aplicar sobre las cantidades retiradas el promedio de las tasas más altas del IGC durante los años en que mantuvo sus ahorros, con un máximo de seis (6) años comerciales.

Cabe destacar, que el contribuyente debe manifestar expresamente su voluntad de acogerse a este beneficio, pudiendo posteriormente renunciar si lo desea.

El monto anual del conjunto de instrumentos acogidos a este beneficio, no puede exceder las 100 UTA.

El beneficio de esta norma se encuentra muy lejano para ser denominada como un incentivo al ahorro, al recordar el beneficio que se establecía en el derogado art. 57 bis de la LIR, que otorgaba  un crédito contra el IGC, por ahorrar (premio al ahorro)  y a su vez, establecía un  débito contra el IGC por desahorrar (castigo), versus el beneficio del art. 54 bis que solo contempla una postergación de la afectación con IGC de los intereses dividendos u otros rendimientos mientras no sean retirados o rescatados.  

A continuación, como se ha hecho costumbre dejo una gráfica a modo expositivo de las principales características del art. 54 bis de la LIR:

Postergación de tributación de los Intereses, dividendos u otros rendimientos
(Art. 54 bis de la LIR)
Contribuyentes Beneficiados
Contribuyentes afectos a Impuesto Global Complementario (en adelante IGC)

Beneficio
El beneficio tributario consiste en que los intereses, dividendos y otros rendimientos que generen (El Rincón Tributario), no se entenderán percibidos para los efectos de aplicar el IGC hasta cuando dichas rentas sean efectivamente retiradas por el contribuyente (El Rincón Tributario). Por lo tanto no habrá obligación de declararlos en el IGC, hasta que estos sean retirados.

Requisitos
Se deben cumplir los siguientes requisitos copulativos:

·         Los inversionistas deben ser contribuyentes afectos a IGC.
·         Manifestar expresamente la voluntad de acogerse a este beneficio, en el mismo instrumento de inversión, o cualquier otro instrumento que se emita para tal efecto (El Rincón Tributario). El instrumento o certificado, contendrá la siguiente frase: “Instrumento o valor de ahorro acogido a lo dispuesto en el art. 54 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta”.
·         Los instrumentos deben entenderse en forma unipersonal y nominativa, indicando el nombre del contribuyente y el N° de su Cedula de Identidad. En el caso de FFMM, esta formalidad se entenderá cumplida con el registro que efectúe la administradora, pero a nombre propio, según art. 34 de la Ley 20.712 y art. 175 de Ley 18045.
·         Manifestar expresamente la voluntad de acogerse a este beneficio.
·         La suma total anual de las inversiones acogidas al beneficio no debe exceder de 100 UTA (El Rincón Tributario).
·         Los intereses, dividendos y otros rendimientos no deben ser retirados por el contribuyentes, ya que si ello ocurre tales rentas quedan afectas al IGC.

Instrumentos en los cuales se puede invertir
·         Depósitos a Plazo.
·         Cuentas de Ahorro.
·         Cuotas de Fondos Mutuos
·         Otros instrumentos determinados por el Ministerio de Hacienda mediante Decreto Supremo (por ejemplo las Cuentas de Ahorro Voluntario Abiertas en las AFPs, (El Rincón Tributario) Cuotas de Participación de Fondos de Inversión que hagan oferta pública de sus valores, Títulos representativos de facturas transadas en Bolsas de Productos Agropecuarios, Ahorros Previsionales Voluntarios Individuales o Colectivos).

Alcance del beneficio
El beneficio solo alcanza a los intereses, dividendos y otros rendimientos de inversiones en capitales mobiliarios.

En el caso de los FFMM, el beneficio favorece tanto a los dividendos que se distribuyan como (El Rincón Tributario) al mayor valor obtenido en el rescate de las respectivas cuotas.

Incompatibilidad con otros Beneficios
Los instrumentos acogidos al art. 54 bis, no se pueden acoger a ningún otro beneficio tributario establecido en la LIR (El Rincón Tributario), como por ejemplo, a los contenidos en los artículos 42 bis; 42 ter; 42 quáter y 57 bis de la LIR.

Forma de determinar los rendimientos que generan las inversiones
Para determinar los rendimientos que generan estas inversiones a la fecha en que se efectúa su retiro o rescate, se aplicará como norma general (art. 41 bis de la LIR), cualquiera que sea el tipo de instrumento de que se trate.

Los rendimientos de cada rescate o retiro, equivalen a la proporción que represente el total del retiro o rescate efectuado sobre el total de la inversión (incluida la rentabilidad generada a la fecha del retiro o rescate) (El Rincón Tributario), aplicada dicha proporción o porcentaje sobre el total de los rendimientos acumulados a dicha fecha.

Momento en que nace la obligación de declarar los rendimientos

Los intereses, dividendos y otros rendimientos, se entenderán percibido, solo cuando sean efectivamente retirados o rescatados (El Rincón Tributario) por el contribuyente en el año comercial respectivo.
Opcionalidad de aplicación del IGC
Declarar el total de los rendimientos determinados en la base imponible del IGC del mismo ejercicio de su retiro o rescate (Línea 7 F-22).

Gravar los rendimientos determinados en el ejercicio de su retiro o rescate con el IGC, con una tasa única, equivalente al promedio de las tasas marginales más altas que afectaron al contribuyente durante los años en que se mantuvieron acogidas las inversiones al beneficio del art. 54 bis de la LIR, con un máximo de 6 años (El Rincón Tributario) , contado dicho plazo desde del año comercial más antiguo del que provengan las inversiones acogidas a dicho régimen; alícuota que se expresa con un solo decimal, aproximado el segundo decimal si éste es igual o superior a cinco (Línea 19 del F-22)

Exención
Estos contribuyentes podrán gozar dela exención del art. 57 de LIR, por los rendimientos que retiren o rescaten efectivamente, esto es:

·         Exentos del IGC, cuando las rentas del art. 20 N°2, no excedan en total 20 UTM.
·         Exentos del IGC, respecto del mayor valor del rescate de fondos mutuos, cuando tales rentas no excedan en total 30 UTM.

Para gozar de la exención, se deberán cumplir los requisitos que exige dicha norma legal, esto es, que se trate de contribuyentes de los artículos 22 y 42 N° 1 de la LIR (pequeños contribuyentes y trabajadores dependientes) (El Rincón Tributario), y las rentas no excedan de 20 y/o 30 UTM el mes de diciembre respectivo.

Reinversión en otros instrumentos del mismo tipo
Los intereses, dividendos u otros rendimientos que sean retirados o rescatados, no se afectaran con IGC, siempre que estos sean reinvertidos en otros instrumentos, cuentas o depósitos acogidos a este beneficio.

Para estos efectos, se exige que se instruya previo al retiro o rescate un poder para que la institución transfiera los fondos u otro depósito, cuanto de ahorro u otro instrumento acogido a este beneficio (El Rincón Tributario). Es requisito esencial, que tales fondos se traspasen directamente desde un instrumento a otro, sin que materialmente queden a disposición del inversionista. (Resl. 131, de 2014)

Renuncia del Beneficio
Se puede renunciar en cualquier momento al beneficio, avisando de manera expresa a la institución respectiva. Se entenderá liberado del beneficio a contar de la fecha de la renuncia.

En este caso, se deberá incluir en el IGC, el total de los intereses, dividendos u otros rendimientos que se encuentren percibidos a la fecha de la renuncia y que no hayan tributado por aplicación del beneficio tributario en referencia, (El Rincón Tributario) no siendo procedente la opción de tributación en base al promedio de tasas marginales.

Obligaciones de la institución o entidad que emite u ofrece los instrumentos
·         Obligación de llevar una cuenta detallada por cada contribuyente y respecto de cada instrumento acogido al beneficio tributario (Multa de 1 UTM a 1 UTA, Art. 97, Nª 7 C.T.).

·         Obligación de informar al SII, las inversiones, movimientos y saldos de los instrumentos acogidos al beneficio tributario del art. 54 bis LIR, a través de D.J. 1914 (El Rincón Tributario). (el retardo u omisión, o entrega erróneo o incompleta, multa 1 UTM a 1 UTA, inc. penúltimo art. 54 bis)

·         Obligación de certificar los intereses, dividendos u otros rendimientos percibidos en cada uno de los retiros rescates efectuados en el año, a petición del inversionista (El Rincón Tributario). Esto es a través del Certificado Nº45 (la no emisión o emisión extemporánea, multa 1 UTM a 1 UTA, inc. penúltimo art. 54 bis).

Vigencia
Este beneficio rige a contar del 1° de octubre de 2014.

Normativa
·         Resolución N° 131, de 2014
·         Resolución N° 130, de 2014
·         Circular Nº 11, de 2015
·         Circular Nº 62, de 2014
·         Oficio N° 2334, de 2016
·         Oficio N° 727, de 2015
·         Oficio N°718, de 2015



Por Juan Carlos Moscoso G.

sábado, 1 de abril de 2017

Comienza Operación Renta 2017

A contar de este sábado 1º de abril, se inicia el proceso de operación renta 2017, en el cual las personas y empresas deberán declarar sus rentas del año 2016, con el objeto de pagar los impuestos pertinentes, esto es a través del Formulario 22.   

La novedad de esta operación renta, es la aplicación móvil (app) “e-Renta” desarrollada por el Servicio de Impuestos Internos, que permitirá a los contribuyentes con derecho a devolución accedan a su propuesta y declaren su impuesto a la renta directamente desde su aparato móvil smartphone o cualquier dispositivo inteligente de este tipo.


En la página web del SII, el servicio ha establecido el calendario de declaración de renta, señalando que para los declaran entre el 1 y el 20 de abril, tendrán devolución de impuestos desde 11 de mayo. Si se declara entre el 20 y 26 de abril, recibirán devolución de impuestos desde el 18 de mayo,  y si se declara después del 26 de abril, tendrá su devolución a partir del 25 de mayo.

Declaración
Devolución
Desde
Hasta
Depósito
Cheque y Pago por caja
01/04/2017
20/04/2017
11/05/2017
30/05/2017
21/04/2017
26/04/2017
18/05/2017
27/04/2017
09/05/2017
25/05-2017
  
Si corresponde
Pago de Impuestos
Pago electrónico
Remplazar declaración ya enviada
8 de abril – 2 de mayo
Vence 24 de abril
Plazo 25 de abril

Cabe recordar que el 28 de marzo pasado, fue publicado el Suplemento Operación Renta 2017, contenido en la Circular 21 este año, el cual constituye un instrumento que facilita la declaración delos contribuyentes.

Si las rentas de las personas no superan el monto de 13,5 UTA ($7.481.646), se encontrara exento del pago del Impuesto Global Complementario.  



miércoles, 29 de marzo de 2017

Rebaja por Dividendos Hipotecarios DFL 2: Ley N° 19.622 de 1999

Existe un dicho que dice “Todo tiempo pasado fue mejor”, desde el punto de vista tributario se puede dar fe la veracidad de este dicho. Es así que podemos mencionar la franquicia del art. 57 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, que actualmente se encuentra derogado, el cual constituía un verdadero incentivo al ahorro, incentivo del cual carecen las actuales normas. Así mismo se puede mencionar el beneficio establecido por el  artículo 1º de la Ley N° 19.622, de 1999, tema que nos convoca en este post. Esta norma establecía que aquellas personas naturales afectas al Impuesto Global Complementario o Impuesto Único de Segunda Categoría, podían rebajar de la base imponible de los impuestos aludidos las cuotas pagadas por dividendos hipotecarios por viviendas acogidos a las normas del D.F.L. Nº 2, de 1959.

Los contribuyentes se podían acoger a este beneficio hasta el 30 de junio de 2001, fecha límite en la cual debían suscribir la obligación hipotecaria para la adquisición de la vivienda DFL Nº 2. No obstante aquellos contribuyentes que se acogieron a esta norma,  podrán gozar de este beneficio tributario durante todo el tiempo que dure la deuda con la Institución Financiera que otorga el crédito, a partir de la fecha en que se contrajo la deuda hipotecaria. Cabe advertir, que este beneficio se perderá desde el momento en que se infrinjan las normas que regulan el DFL N° 2 de 1959, de lo cual resulta que la vivienda que se constituyó como garantía no corresponde a la exigida por la ley.

A pesar que los contribuyentes, ya no se pueden acoger a esta franquicia tributaria,  podrán acogerse a la norma el art. 55 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, que establece que los mismos contribuyentes indicados previamente, podrán rebajar de las bases imponibles de los impuestos señalados, los intereses que paguen efectivamente con motivo del cumplimiento de obligaciones hipotecarias contraídas con los bancos e instituciones financieras destinadas a la adquisición o construcción de una o más viviendas o para pagar créditos de la misma naturaleza.

Entonces la pregunta que dejo es, que es mejor ¿bajar las cuotas por dividendos hipotecarios o los intereses?, pregunta acotada simplemente al crédito hipotecario sin atender a la calidad de la vivienda.

En atención a esta norma, a continuación expongo un resumen gráfico del beneficio establecido por la Ley Nº 19.622, de 1999:  



Rebaja por Dividendos Hipotecarios por Viviendas Nuevas acogidas al
D.F.L. N° 2 de 1959
(Ley N° 19.622 de 1999)
Beneficio
El beneficio consiste en que las personas naturales puedan deducir de la Base Imponible del Impuesto Global Complementario (IGC)  o Impuesto Único de Segunda Categoría (IUSC) los dividendos que paguen por concepto de créditos hipotecarios, respecto de viviendas nuevas acogidas al D.F.L. N° 2 de 1959.

Contribuyentes Beneficiados
·         Personas naturales afectos a Impuesto Único de Segunda Categoría (Nº 1, Art. 43 LIR)
·         Personas Naturales afectos a Impuesto Global Complementario (Art. 52 LIR)

Tipo de vivienda que debe adquirirse para gozar del beneficio
Las viviendas que dan derecho a la rebaja tributaria, son aquellas adquiridas nuevas, construidas bajo las normas del D.F.L. Nº 2, de 1959, entendiéndose por una vivienda nueva, aquella que se adquiere por primera vez para ser usada por el propietario o por terceras personas (el beneficio rige por persona y no por número de viviendas).

Requisitos
adicionales
·         Compra de viviendas nuevas D.F.L. Nº 2, de 1959
·         Compra debe efectuarse entre el 22 de Junio de 1999 hasta el 30 de Junio del año 2001
·         Al momento de adquirirse el inmueble, deberá dejarse constancia en la escritura pública de compraventa, de mutuo o en el contrato de arrendamiento con promesa de compraventa que se está accediendo al beneficio tributario de Ley Nº 19.622
·         En el caso de operaciones anteriores, se haya efectuado entre el 22 de Junio de 1999 y el 29 de julio de 1999 (fecha de publicación en D.O. Ley 19.622), se debió presentar una declaración jurada al SII, para acogerse al beneficio que establece esta norma.

Forma de adquirir la vivienda
·         Mediante un contrato de compraventa financiado con un crédito hipotecario.
·         Mediante la contratación de un crédito hipotecario, destinado a la construcción de la vivienda por su respectivo propietario.
·         Mediante la celebración de un contrato de arrendamiento con promesa de compraventa de la vivienda (Ley 19.281, de 1993); y
·         Mediante la adquisición a través de un sistema de cooperativa de viviendas.

Caso de viviendas adquirida en comunidad
Esta franquicia está establecida en beneficio exclusivo de personas naturales afectas a IUSC o IGC, que adquieran en forma individual una vivienda nueva y no meros derechos sobre ella, de lo que se concluye que tal franquicia no opera cuando la vivienda es adquirida por dos o más personas en comunidad o copropiedad, ya que en tales casos dichas personas no adquieren la vivienda propiamente tal, sino que una cuota de dominio sobre ella.

Documento en que debe quedar constancia la procedencia del beneficio

En la escritura pública respectiva, se debió dejar constancia que se acogieron a esta franquicia, consignándose en el citado instrumento público una leyenda de un tenor similar a la siguiente:
 “La vivienda que se adquiere, se construye o autoconstruye, o se compromete a adquirir, según corresponda, singularizada en el presente instrumento público, se acoge a los beneficios tributarios a que se refiere  la Ley Nº 19.622….”

Forma de hacer efectiva la rebaja tributaria en el caso de los contribuyentes del IGC
Se efectúa directamente de las rentas actualizadas, efectivas  o presuntas, declaradas en la Renta Bruta Global de dicho tributo, a través de las Líneas 1 a la 10, registrándola reajustada en la Línea 15 [740] del F-22.

Se hace presente que se comprenden dentro de este grupo de contribuyentes, las personas que, además de las rentas del trabajo dependiente, obtengan otros ingresos afectos al IGC.

Forma de hacer efectiva la rebaja tributaria en el caso de los contribuyentes del IUSC
Deberán efectuar una reliquidación anual del Impuesto Único de Segunda Categoría que les afecta, a través del F-22.
Monto de la
 rebaja
La rebaja no podrá ser superior a diez (10), seis (6) ni tres (3) UTM de diciembre de cada año, multiplicadas por el número de meses en los que se pago la deuda en el ejercicio correspondiente (salvo cuotas pagadas con retraso de hasta 12 meses anteriores), según si la obligación se contrajo en las fechas que a continuación se indican:

·         Obligación hipotecaria contraída entre el 22 de junio y el 31 de diciembre de 1999, tiene una deducción autorizada de 10 UTM.
·         Obligación hipotecaria contraída entre el 1º de enero y el 30 de septiembre de 2000, tiene una deducción autorizada de 6 UTM.
·         Obligación hipotecaria contraída entre el 1º de octubre de 2000 y el 30 de junio de 2001, tiene una deducción autorizada de 3 UTM.

En el caso de los adquirentes a través de cooperativas de viviendas, se entenderá que la obligación se contrae en la fecha en que la cooperativa suscribe la escritura de mutuo hipotecario de construcción, siempre que el adquirente tenga la calidad de cooperado a la fecha de suscripción del mutuo.

Duración del Beneficio
El beneficio tributario rige por todo el tiempo que dure la deuda con la Institución Financiera que otorga el crédito, a partir de la fecha en que se contrajo la deuda hipotecaria.

Forma de perder el Beneficio
La franquicia se perderá desde el momento en que se infrinjan las normas que regulan el DFL N° 2 de 1959, de lo cual resulta que la vivienda que se constituyó como garantía no corresponde a la exigida por la ley (Circ. 46 de 1999).

Forma de acreditar la rebaja
Las personas naturales que tienen derecho a la rebaja, deberán acreditar los montos pagados por concepto de dividendos hipotecarios o aportes enterados, según corresponda, mediante el Modelo de Certificado Nº 19, emitido por las instituciones, empresas o personas que han intervenido en el financiamiento de la adquisición de la vivienda.

Normativa

Resumen de monto a rebajar por cuotas de dividendos hipotecarios
acogidos a la Ley N° 19.622, de 1999
Fecha que se contrajo la obligación hipotecaria para la adquisición de la vivienda
Rebaja máxima mensual en UTM
Rebaja Máxima Anual
Entre el 22.06.1999 y el 31.12.1999
10 UTM
La rebaja máxima anual será equivalente al número de cuotas pagadas o aportes enterados en el año respectivo, las cuales no pueden exceder de 12 en el año, salvo cuotas pagadas con retraso de hasta 12 meses anteriores multiplicada por el número de UTM que constituye la rebaja máxima mensual indicada en la columna anterior, considerando para tales fines el valor de la UTM vigente en el mes de diciembre del año comercial que se declara.

Entre el 01.01.2000 y el 30.09.2000
6 UTM
Entre el 01.10.2000 y el 30.06.2001
3 UTM




Por Juan Carlos Moscoso G.




MAPA